Con la bajada de temperaturas una de las enfermedades más comunes a la que muchas personas no escapamos es la gripe. Pero una vez que sabemos que tenemos gripe y no resfriado, de entre todos los antigripales ¿cuál es el mejor?

Como bien hemos apuntado, lo primero es determinar si tenemos resfriado o gripe ya que aunque muchos piensan que tiene los mismos síntomas, esto no es así. Os dejamos los síntomas más comunes de ambas.

Síntomas de la gripe

  1. Aparición brusca
  2. Fiebre por encima de 38º
  3. Dolor de cabeza
  4. Tos
  5. Dolor muscular y articular
  6. Cansancio y dolor generalizado
  7. Falta de apetito

Síntomas del resfriado

  1. Aparición progresiva
  2. Dolor e irritación de garganta
  3. Tos
  4. Estornudos
  5. Congestión y secreción nasal
  6. Lagrimeo

Una vez confirmada la gripe lo más importante es pedir consejos a los especialistas médico o farmacéuticos, más aún si sufres de alguna enfermedad crónica que requiere medicación para que los medicamentos no tengan interacciones negativas entre ambos tratamientos.

Los antigripales más comunes del mercado son medicamentos de libre venta en farmacias a los que podrás tener acceso para combatir la gripe. Estos poseen sustancias para aliviar los síntomas de dolor, tos, cansancio,irritación de garganta… Si tienes dudas en cuál escoger, tu farmacéutico o médico de cabecera te recomendará el más idóneo para tu sintomatología.

Clasificación antigripales

  1. Descongestionantes. Son los que sirven para disminuir la congestión nasal y suavizar la irritación de la garganta haciendo que nuestro organismo produzca más mucosidad para ello. Los más habituales son la fenilefrina y pseudoefedrina.
  2. Antihistamínicos. Estos antigripales están recomendados para aquellos que sufren los síntomas de lagrimeo, escurrimiento nasal, dolor de cabeza, estornudos… Los antihistamínicos bloquean la acción de la histamina y los más habituales son la bromfeniramina y la clorfenamina.
  3. Analgésicos y antipiréticos. Tienen un efecto anti-inflamatorio y sirven para calmar el dolor de cabeza y muscular, así como la inflamación de garganta y fiebre. Los más usados son el ibuprofeno o diclofenaco, el ácido acetilsalicílico (paracetamol).