Son una gran pesadilla para los padres: nos estamos refiriendo a los piojos. Ellos, nunca quieren perderse esas reuniones en campamentos o en piscinas, donde ven muchas cabezas de niños.

Es verdad que en el interior de la piscina propiamente dicha, no es muy probable que se pueda producir el contagio a través del agua, pero tampoco es imposible. En contacto con el agua los piojos cierran los espiráculos. Lo más habitual es que permanezcan fuertemente aferrados al peloaunque si se soltasen, sí que podrían llegar a una nueva cabeza.

Eso sí, hay que tener muy presente que el contagio más normal se produce por el contacto con una cabeza que ya tiene piojos, y en este sentido, la piscina es un espacio tan apropiado como cualquier otro.

Durante estas semanas muchos de vuestros hijos también estarán de campamento. Pasan varios días fuera de casa sin que nadie les revise la cabeza, por lo que el riesgo de contagio también es mayor.

En Farmacia Rescatado podréis encontrar distintos productos para hacer frente y combatir a los tan indeseados piojos.