La gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por el virus de la influenza. Aunque, en general, no se trata de una enfermedad grave, la gripe puede complicarse o incluso causar la muerte en personas más vulnerables, tal es el caso de ancianos o cuando existen determinados problemas de salud como patologías respiratorias, cardiacas, inmunosupresión, etc.

¿Cómo se contagia la gripe?

El virus de la gripe se transmite de persona a persona a través de las secreciones respiratorias que se producen cuando estornudamos o tosemos. También se puede propagar por contacto. Es decir, cuando tocamos una superficie contaminada con el virus de la influenza (pomos de puertas, barandillas de autobuses o metro, dar la mano a una persona con gripe, etc.) y posteriormente nos llevamos la mano a la boca, ojos o nariz.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la gripe?

Los síntomas de la gripe pueden ser muy variables tanto en intensidad como en duración de unas personas a otras. Pero en general suelen durar de 2 a 5 días. Los más frecuentes son:

  • Malestar general.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores musculares y articulares.

Estos síntomas suelen ir acompañados de tos, dolor de garganta y congestión nasal. En algunos casos la gripe también puede provocar trastornos de tipo digestivo como náuseas, diarrea y dolor abdominal.

¿Qué podemos hacer para frenar los síntomas de la gripe?

La mejor prevención para evitar contagiarnos de gripe es la vacunación. A partir de octubre comienza la campaña de vacunación contra la gripe. Cada año se elabora una vacuna nueva en función del tipo o tipos de virus que fueron responsables de la mayoría de los contagios de gripe el invierno anterior. En España, el pasado invierno no hubo apenas casos de gripe estacional gracias a la vacunación y las medidas higiénicas para evitar la infección por COVID-19, tales como el uso de mascarilla y el frecuente lavado de manos.

Aunque intentemos tomar medidas para no contagiarnos, como evitar los lugares cerrados o concurridos, ambientes poco ventilados, lavarnos las manos con frecuencia, utilizar desinfectantes de manos, etc., puede que aun así contraigamos la gripe. Te dejamos algunos consejos que te ayudarán a aliviar los síntomas y sentirte mejor.

  • Hidratación. Es importante incrementar el consumo de líquidos para prevenir la deshidratación causada por la fiebre. Los líquidos calientes como caldos e infusiones también ayudan a fluidificar y eliminar la mucosidad.
  • Descansar y dormir. Es importante un buen descanso para recuperarnos bien.
  • Seguir una dieta sana y equilibrada rica en frutas y verduras ayudará a reforzar nuestro sistema inmunológico.
  • Medicamentos de venta libre en farmacia para aliviar los síntomas de la gripe. Además de paracetamol e ibuprofeno para la fiebre y malestar general en la farmacia puedes encontrar medicamentos para aliviar la congestión nasal, facilitar la expulsión de la mucosidad, etc.
  • Higiene y lavado de manos. Para evitar el contagio de las personas que nos rodean es recomendable que nos lavemos las manos con frecuencia, así como evitar compartir utensilios como vasos, cubiertos, etc.
Call Now Button