Ya llega el verano y con el tenemos que tener cuidado a la hora de tomar el sol. Nada de querer ponernos morenos a costa de nuestra salud y cuidado con descuidarnos y salir de casa a dar un paseo sin echarnos crema solar, ya que un despiste puede traducirse en una quemadura solar nada buena para la salud de tu piel. Hoy te contamos que debes tener en cuenta a la hora de elegir una crema solar:

  1. El factor que debemos usar siempre debe ser 30 o por encima de 30, este factor nos garantiza una buena protección y previene con seguridad el cáncer de piel. Menos de 30 nos protege muy poco del sol.
  2. Hay que fijarse cuando compramos nuestra crema solar, que ésta proteja tanto de los rayos ultravioletas B como de los UVA. El factor de la crema solar es lo que protege de los rayos ultravioletas, así que debemos fijarnos que también protejan de los rayos UVA.
  3. No uses la misma crema del verano pasado, ya que de una año para otro ésta pierde su efecto. Normalmente las cremas tienen una fecha de caducidad de 12 meses una vez abierta, pasado este tiempo ya no tiene efecto.
  4. Salir de casa con la crema solar ya echada, no esperar a llegar a la playa para ponérsela.
  5. La crema solar hay que renovarla cada dos horas, ya que pasado este tiempo la crema va perdiendo su efecto protector.
  6. Intenta que la crema solar que compres sea resístete al agua, porque es verdad que funcionan y aporta más protección mientras te bañas y al salir del agua.

Si ya has apuntado estos consejos no olvides de ponerlos en práctica este verano, ya que la salud de tu piel lo merece.