Cuando se habla del colesterol siempre pensamos en el colesterol alto, aquel que a muchos trae por la calle de la amargura y no les deja vivir. Pero nadie piensa en el colesterol bajo, si tenemos el colesterol bajo también es peligroso para la salud, aunque nos pensemos lo contrario. Cuando bajamos los niveles de colesterol malo, también bajamos los del bueno y si evitamos todo tipo de grasas en nuestra dieta es probable que lleguemos a tener el colesterol más bajo de lo normal, lo que puede traer consecuencias para nuestra salud cardiaca.

Efectos en la salud del colesterol bajo

Cuando se tiene el colesterol más bajo de lo normal es porque la persona tiene una dieta muy baja en grasas, y las grasas, siempre buenas, deben ser consumidas. Así tener el colesterol bajo puede tener efectos en nuestra salud:

  • Puede producir el debilitamiento de la membrana de las arterias.
  • Aumenta el riesgo de sufrir hemorragia cerebral.
  • Puede llegar a favorecer el riesgo de padecer depresión.
  • Aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Además favorece la aparición de enfermedades respiratorias.
  • Los hombres pueden sufrir disfunción eréctil.

El colesterol debe estar por encima de 160 siempre, ya que tener niveles más bajo de esta cifra puede acarrear problemas de salud como los nombrados anteriormente, por tanto es necesario controlar el nivel de colesterol en sangre para que no lo tengamos ni muy alto ni muy bajo. Para ello debemos evitar dietas que no tengan nada de grasas. Es necesaria una dieta equilibrada que te aporte todos los nutrientes necesarios para tener una buena salud en general y además mantener los niveles de colesterol en sangre bien equilibrados.