La primavera es la mejor estación del año para muchos: aumentan las horas de Sol, las temperaturas empiezan a subir, el ambiente se presta a salir de casa, el campo está precioso, las plantas florecen…Sí, todo es maravilloso, excepto para una persona alérgica para los que esta época del año puede llegar a convertirse en un tormento con moqueos, estornudos, llorar de ojos, picor de garganta y tos agobiante.

Sin embargo los alérgicos podemos disfrutar de la primavera tomando algunas precauciones para evitar el contacto con nuestros temidos alérgenos.

El polen de las plantas es el principal causante de las alergias primaverales por lo que un primer consejo es evitar que este entre en contacto con nuestras mucosas (fosas nasales y boca) y también los ojos. Para ello debemos tomar estas medidas preventivas.

Cómo evitar las alergias de primavera en casa

  • Intentar mantener las ventanas cerradas para evitar la entrada de partículas de polen y polvo en casa.
  • Procurar que no se acumule polvo en casa. Al realizar la limpieza podemos utilizar máscaras anti polen.
  • Si vamos a poner el aire acondicionado asegurarnos de que tiene filtro de polen y que los conductos y filtros están limpios.
  • Mantener la humedad del ambiente también es fundamental para evitar la irritación de las mucosas (nariz y garganta). Para ello podemos utilizar humidificadores eléctricos que dan muy buen resultado. Igualmente, muchos sistemas de aire acondicionado cuentan ya con función humidificadora que nos vendrá muy bien si somos alérgicos.

Cómo evitar las alergias de primavera en la calle

Como hemos indicado lo principal es mantener el polen y los alérgenos alejados de nuestras mucosas. En la calle también podemos evitar el contacto con el polen tomando las siguientes medidas:

  • Si nos desplazamos en coche debemos circular con las ventanas subidas y si tenemos necesidad de poner el aire acondicionado o la ventilación debemos asegurarnos de que tenemos el filtro de polen en buen estado.
  • Si vamos a tener que andar por la calle podemos utilizar una mascarilla para la alergia. Sí, te van a mirar, pero por desgracia cada vez hay más alérgicos y no serás el único paseando con ella.
  • Evita el contacto del polen con los ojos utilizando gafas de sol.
  • Procura no pasear por zonas cargadas de polen, especialmente en los días con mucho viento.

La primavera puede resultar muy incómoda para los alérgicos. Si queremos evitar las alergias primaverales, debemos saber que lo principal es evitar el contacto del polen y otros alérgenos con nuestras mucosas (nariz, ojos y garganta) tomando unas medidas preventivas básicas.