Nuestro organismo está compuesto por un 70% de agua, por tanto, gran parte de lo que ocurre en el mismo lo hace en medio acuoso. No todas las células de nuestro cuerpo son iguales ni tienen la misma proporción de agua. Sin embargo, todas necesitan agua para funcionar correctamente. Por ello, mantener los niveles adecuados de agua en el organismo resulta fundamental para que nuestro cuerpo funcione de forma correcta.

¿Para qué es importante el agua en nuestra salud?

  • La hidratación de nuestra piel. La piel es nuestra primera barrera de defensa frente a las agresiones externas (luz solar, microorganismos, etc.). Una piel hidratada permite una adecuada regeneración de la misma además de mantener su estructura para que cumpla correctamente su función protectora .
  • Mantener la humedad en nuestras mucosas (tracto respiratorio y tracto digestivo). Una de las funciones de la mucosa de las vías respiratorias es preparar el aire para que el oxígeno pase a nuestro organismo. Sin la humedad adecuada el oxígeno que entra en los pulmones no podría pasar a la sangre.
  • El agua es básica en la función digestiva. Todos los procesos que tienen lugar en el tubo digestivo se llevan a cabo en medio acuoso (saliva, jugos gástricos, jugos intestinales, etc.).
  • La deshidratación provoca bajada de tensión. Nuestra sangre es en un 98% agua, por lo que mantener un equilibrio adecuado en nuestro cuerpo es fundamental para mantener el nivel y la cantidad de sangre.
  • La conducción nerviosa se ve alterada por falta de agua. La hidratación de nuestro cuerpo es vital para la función cognitiva.
  • El agua es fundamental para eliminar las sustancias tóxicas de nuestro organismo. En la orina se eliminan gran parte de las toxinas que se han producido en nuestro organismo, pero también a través de la sudoración y en la bilis (producida en el hígado). Reponer el agua que nuestro organismo utiliza para eliminar estas sustancias de desecho es básico para la homeostasis de nuestro cuerpo.
  • El agua contienen minerales que son importantes para determinadas funciones de nuestro organismo (contracción muscular, función nerviosa, etc).
  • El agua tiene una función importantísima en mantener la temperatura de nuestro cuerpo a través de la sangre y la red de vasos sanguíneos. Además, también actúa como refrigerante con la sudoración.

¿Cómo conseguir que nuestro organismo tenga el agua que necesita?

  • Bebiendo agua.
  • A través de la alimentación mediante el consumo de verduras frescas y frutas.
  • Tomando infusiones o zumos naturales.

El agua es la molécula de la vida y es fundamental para nuestra salud por su importancia en cualquier función de nuestro organismo.