¿Qué es el neumococo?
Es un germen, una bacteria, que puede producir infecciones graves en diversos lugares del organismo (pulmón,oido,senos paranasales,meninges ,articulaciones). Los más vulnerables son los niños pequeños, por debajo de 5 años, aunque también afecta a personas mayores, sobre todo a mayores de 65 años.

¿Cómo se transmite?
La transmisión del neumococo se hace por vía respiratoria, a partir de la tos y los estornudos, por exposición directa .

¿Qué infeccione produce?
Las infecciones neumocócicas pueden ser:

  • Invasivas: Bacteriemia, meningitis y neumonia bacteriémica.
  • No Invasivas: Otitis media, Sinusitis, Neumonía.

¿Cuál es la incidencia de la Neumonia Neumocócica?
Según Eurostat, en el año 2013 la neumonía causó 4 veces más muertes que los accidentes de tráfico en España. Sin embargo, de acuerdo al estudio PneuVUE, existe una percepción muy baja del riesgo que supone padecer una neumonía en nuestro país, y sólo el 22% de los encuestados sabe que puede prevenirse mediante vacunación.

También es importante tener en cuenta que los adultos de 50 años o más que son hospitalizados por neumonía permanecen 13 días de media ingresados en el hospital. Una neumonía puede derivar en problemas respiratorios, cardiovasculares o renales, entre otros, pudiendo causar incluso la muerte. En el año 2013 más de 8.000 personas murieron en nuestro país por esta afección.

Esta enfermedad se asocia con unos elevados costes directos e indirectos debido a los ingresos, bajas laborales, cuidados sanitarios, visitas ambulatorias, etc. Según el estudio Gil y cols, el coste por asistencia hospitalaria por paciente fue de 4.641,96€ en el caso de la neumonía neumocócica.

¿Cuál es el tratamiento?
En primer lugar, hay que hacer hincapié en la prevención, que se realiza actualmente vía vacunación. Según la OMS, la enfermedad neumocócica es la primera causa de muerte prevenible mediante vacunación en el mundo, no solo en niños, sino en todas las edades. En adultos , una sola dosis de Prevenar 13 es suficiente para generar protección inmunitaria ante el neumococo.
En segundo lugar, cuando se produce la infección hay que administrar antibióticos, cuyas pautas y dosis dependen del tipo y gravedad de la afectación.