Hoy os traemos un tema que suscita muchas dudas entre  la gente: la homeopatía. ¿En qué consiste realmente este método terapéutico?

Estos tratamientos consisten en diluir un producto químico multitud de veces en agua y se atribuye el poder curativo a la memoria del agua.

La homeopatía es un buen remedio para prevenir y tratar enfermedades agudas como tos, contusiones, gripe; crónicas como alergia, ansiedad, asma; de cuidados paliativos o de infecciones de orina, garganta, etc.

Este tratamiento tiene mucho más en cuenta algunos factores a los que la medicina tradicional no presta atención, como la constitución del paciente, sus sensaciones frente a la enfermedad o factores como recuperación del paciente o empeoramiento. Por ello, se cree que la homeopatía lleva un tratamiento muy personalizado tanto del paciente como de su enfermedad.

La gran ventaja de estos tratamientos es que no presentan efectos secundarios o contraindicaciones por lo general, por lo que son ideales para mujeres embarazadas o niños, entre otros.

Hay que recordar, eso sí, que estos medicamentos son de venta exclusiva en farmacias. ¿te quedan más dudas? ¡Pregúntanos!